brazos largos

BRAZOS LARGOS

Había una vez una nieta y una abuela. Una abuela y una nieta. Ámbas habían nacido el mismo día y a la misma hora, aunque no del mismo año, ¡menos mal! seguir leyendo